4 Lecciones para perder peso

Lección 1:

Si lo que quieres es perder 10 kilos para fin de mes olvídalo, te estás condenando a fracasar antes de comenzar. Si te estás concienciando para hacer una dieta super estricta también, las dietas milagro de una o dos semanas solo nos llevan al rebote y empeorar más lo que queremos conseguir en un futuro, adelgazar.

La dieta de perder peso que elijas debe ser una que la disfrutes y no una tortura, también tienes que hacerte a nuevos hábitos (si todavía no los tienes), como hacer ejercicio o al menos salir a caminar una hora cada día, pero insistimos, lo realmente importante es que disfrutes de tu dieta.

Luego, una vez alcanzado el peso deseado tienes que mantener el nivel de vida sano que te ha llevado a lograr tu objetivo. Por lo tanto, desde el principio hay que tener en cuenta de que el paso que vas a dar es algo permanente, y no nos referimos al peso que consigas, sino al estilo de vida que estás apunto de empezar a tener.

 

Lección 2:

Mídete, para algunos el tema de tenerse que controlar muy a menudo les parece una tontería, pero es una de las herramientas más potentes y motivadoras que tenemos en el proceso de una dieta.

Si lo que estás comiendo no te hace el efecto que deseas ¿cómo lo sabes?, si no estás perdiendo el peso que tendrías que perder la única forma de saberlo es llevando nuestro propio control de peso, midiéndonos y pesándonos al menos una vez por semana.

 

Lección 3:

Si en algún momento notas que te estancas no te preocupes, es lo normal. Si llevabas un estilo de vida totalmente sedentario los primeros kilos se irán volando. Esto se debe a que tu cuerpo ahora ha vuelto a la actividad y automáticamente estarás quemando calorías debido a que tu cuerpo estará intentándose adaptar a tu nuevo estilo de vida, y para ello trabajará más de lo usual.

En el momento en que notemos el estancamiento, la solución es muy sencilla: hay que hacer un reajuste en la dieta.

Tendrás que ajustar la cantidad, porque al tener otro peso ya no necesitarás tantas calorías.

Educarte sobre lo que tienes que comer, junto al ejercicio, es el favor más grande que le harás a tu cuerpo. Por lo tanto aprende a comer bien, aprende a elegir bien los alimentos, aprende a detectar los que son perjudiciales para tu peso y a partir de ahí nunca más necesitarás hacer dieta porque le darás a tu cuerpo lo que necesita, sin excesos.

 

Lección 4:

Tienes que comprender que el ejercicio es imprescindible para perder peso, para sentirte mejor y para tu propia salud. El ejercicio es algo que deberías hacer siempre, la mayor cantidad posible a la semana.

Cualquier programa que elijas de ejercicios será bueno, tanto si son ejercicios de musculación como de mantenimiento, y por supuesto, son buenos para bajar de peso, pero hay que tener ciertas cosas en cuenta:

– Hay que hacer al menos cuatro días a la semana. No puedes ejercitarte hoy y hasta dentro de dos semanas hacer otro poco. Deja un tiempo prudencial para recuperarte físicamente.

– Márcate desafíos. Si haces lo mismo cada día y no te esfuerzas un poco te estancarás y dejarás de conseguir resultados.

– Combina cardio con pesas. Esa es nuestra mejor apuesta a la hora de ejercitarte.

 

 

Compartir artículo en mis redes sociales

    Publicar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *