Como entrenar correctamente los abdominales

Los abdominales ejercen un papel muy importante en el desarrollo de nuestro físico. Es habitual, sobretodo en usuarios inexpertos, no entrenarlo correctamente.

Por eso te explicamos algunas pautas a tener en cuenta, para entrenar correctamente nuestro abdomen y evitar lesiones.

La posición al entrenar: Debemos de mantener siempre nuestras manos en un lugar que nos sea cómodo para realizar el ejercicio. Detrás de la cabeza o con las manos cruzadas encima de los hombros.

Si colocamos las manos detrás de la cabeza, nunca deberemos de hacer fuerza hacia adelante forzando nuestro cuello, hacer eso nos puede ocasionar lesiones. Por eso debemos de mantener siempre nuestro cuello lo mas recto posible.

La espalda y las piernas: La forma más habitual de entrenar los abdominales es colocar las piernas en alto con la espalda pegada al suelo, ya sea en un banco o espaldera o simplemente, cruzándolas si no disponemos de un soporte. También podemos colocar los pies sobre el suelo siempre que un compañero nos pueda sujetar.

En la realización del ejercicio, nunca deberemos de levantar en exceso nuestra espalda, la lumbar siempre deberá de estar pegada al suelo. No por levantarnos en exceso entrenaremos mejor, todo lo contrario, ello nos puede acarrear una lesión en la lumbar.

Velocidad en el ejercicio: No es necesario realizar el ejercicio con excesiva velocidad. Debemos de centrarnos en realizarlo correctamente y notar que nuestros músculos abdominales se contraen tanto en la fase positiva como en la negativa. Así que calma, trabajaremos igual de duro haciéndolo muy rápido que a una velocidad constante.

El peso: Aunque no somos partidarios de utilizar un peso excesivo, podemos trabajar nuestro abdomen colocando un disco con peso en nuestros brazos para realizar un ejercicio más intenso. Recordar que nuestra cintura si la entrenamos en exceso, también crecerá y se hará mas ancha, de modo que es mejor ir con cuidado si queremos lucir una cintura estrecha para que nuestra espalda luzca más ancha.

La respiración: No debemos de olvidar la respiración. Muy importante si queremos mantener un ritmo constante y trabajar nuestros músculos correctamente. La opción más correcta es coger aire al bajar y expulsarlo al subir, que suele ser cuándo nuestro abdomen trabaja más duro.

No por entrenar más días, se marcarán más: Los abdominales son como otro músculo cualquiera. No es aconsejable entrenarlos más de 2 o 3 días a la semana. Debemos dejar que se recuperen y siempre ir alternando trabajar las diferentes partes de nuestro abdomen, como los superiores, inferiores y oblícuos.

Cabe recordar, que si nuestro objetivo es tener un abdomen bien marcado y definido, el ejercicio debe ir acompañado de una dieta adaptada a nuestras necesidades calóricas. En ocasiones, un poco más baja para que nuestro cuerpo se desprenda de la grasa que hay en nuestro abdomen y con ello, hacer visibles nuestros músculos abdominales.

 

Compartir artículo en mis redes sociales

    Publicar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *