Consejos para tener más fuerza

¿Sabes en qué consiste un entrenamiento de fuerza? A continuación te lo explicamos.

Esta modalidad de entrenamiento es una de las mejores para ganar músculo, perder grasa y aumentar tu fuerza.

A diferencia de otras rutinas de culturismo, estas son muy útiles para mejorar el rendimiento físico.

El entrenamiento de fuerza se basa, básicamente, en trabajar grandes grupos musculares con movimientos naturales como las sentadillas, el peso muerto, press banca…

Muchas veces hemos acabado nuestro entrenamiento, nos miramos al espejo y nos vemos congestionados. Eso nos gusta y vemos que la cosa funciona, pero a la hora de la verdad, y me refiero en la vida real, el día a día, notamos que quizás no tenemos fuerza.

Si esto te sucede no te preocupes, no es que entrenes mal, pero quizás deberías plantearte introducir rutinas de fuerza en tu entrenamiento.

A continuación te vamos a explicar los puntos básicos en los que se basa el entrenamiento de fuerza:

 

  • Para crear tu entrenamiento de fuerza no necesitas ser un experto en ejercicios de culturismo, solo te basta con conocer los 5 ejercicios básicos: sentadillas, peso muerto, press hombros, press banca y dominadas. Si entrenamos con estos 5 ejercicios nos aseguraremos de estar entrenando todo el cuerpo.

 

  • Una de las bases de ganar fuerza es subir de peso. Aumenta el peso de tus ejercicios y disminuye el numero de repeticiones. No hagas más de 5 repeticiones por serie (3 repeticiones de 5 series seria lo ideal para comenzar), si estas realizando ejercicios en los que puedes hacer 6 repeticiones sin ningún problema significa que no estás haciendo lo correcto para construir fuerza.

 

  • Busca tu repetición máxima en cada 5 ejercicios, a continuación vuelve a comprobar tu máximo levantando cada 6 semanas. Comprobar nuestros máximos nos demostrará si estamos ganando fuerza periódicamente o si debemos ajustar la rutina. Otro punto importante es este apartado es tener una técnica bien pulida y limpia.

 

  • Descansa al menos 2 minutos entre series. Si nos vemos demasiado fatigados puedes aumentar el descanso a 4 o 5 minutos. Es algo lógico y normal que a medida que nuestro entrenamiento avance, la fatiga se haga notar más.
Compartir artículo en mis redes sociales

    Publicar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *