Descubre a que grupo somático perteneces: Endomorfo, Mesomorfo o Ectomorfo

somatotipos

 

La constitución física de cada persona es única. No todos somos iguales físicamente hablando. Es muy habitual encontrar personas de constitución delgada, musculosa o mas bien obesa.

Aparte de la alimentación y ejercicio y el tipo de vida de cada persona, el somatotipo de cada una afecta en ese aspecto. Pero, ¿que es el somatotipo o biotipo y a que grupo somático pertenecemos?

El somatotipo de una persona és una forma de clasificar su tipo de físico teniendo en cuenta su densidad ósea, capacidad de acumular grasa, metabolismo o masa muscular. Éste sistema fué ideado por el norteamericano William Herbert Sheldon en el año 1940.

Podemos clasificar los tipos somáticos en 3 clases: Ectomorfos, endomorfos y mesomorfos, aunque no todas las personas pertenecemos a un único grupo somático, normalmente suelen haber mezclas entre varios tipos.

Ectomorfos

Generalmente los ectomorfos son personas delgadas y con largas extremidades. Tienen un metabolismo rápido y les cuesta ganar peso y músculo. Su estructura ósea es normalmente bastante fina. Para ganar peso necesitan consumir grandes cantidades de calorías y grasas.

Como ventaja, tienen un bajo nivel de grasa corporal, de modo que les será mucho más fácil tener una buena definición muscular.

A la hora de entrenar se recomienda que hagan cortas sesiones de entrenamiento para no consumir demasiadas calorías y poco tiempo de ejercicios cardiovasculares.

Endomorfos

Es todo lo contrario al tipo ectomorfo. Suelen ser personas con extremidades más cortas y normalmente gruesas, su físico suele ser más bien redondo. Suelen acumular grasa con facilidad y les cuesta bajar de peso debido a su metabolismo. que es mucho mas lento que el de un ectomorfo.

Tienen que tener cuidado a la hora de comer, convierten rápidamente el exceso de calorías en grasa.

Como ventajas, suelen ganar fuerza, peso y músculo con facilidad.

A la hora de entrenar, se les recomienda hacer sesiones de ejercicios cardiovasculares para mantener bajos los niveles de grasa.

Mesomorfos

El tipo mesomorfo suele ser de constitución fuerte, su aspecto es más atlético que el del ectomorfo y el endomorfo. Su estructura ósea y sus músculos suelen ser largos.

Debe de tener cuidado en la ingesta de nutrientes ya que gana también grasa con más facilidad que un ectomorfo, pero no a los niveles que un endomorfo. De modo que también debe de realizar ejercicios cardiovasculares en sus sesiones de entrenamiento.

A la hora de entrenar, este somatotipo gana músculo y definición con facilidad, es el que mejor responde al entrenamiento con pesas.
Con éstos datos, te será mucho más fácil identificar tu tipo de grupo somático. Como ves, todos tienen sus ventajas e inconvenientes y por norma general, muchas personas son una mezcla de varios tipos. De modo que debemos de adaptar nuestra dieta y entrenamiento a nuestra constitución física y descubrir con el tiempo que nos da mejores resultados.

Compartir artículo en mis redes sociales

    Publicar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *