Pros y contras de las comidas trampa

La comida trampa es una comida muy preciada en el mundo del culturismo y el fitness. Es esa comida o comidas que tanto esperas hacer después de varios dias o incluso semanas de una dieta estricta en la que quieres obtener unos resultados en base a unos objetivos (que pueden ser ganancia muscular, definición, aumento de fuerza, competición, etc…).

La comida trampa tiene una série de beneficios y también algunos inconvenientes.

Beneficios

Cuándo llevamos varios dias comiendo una cantidad mas baja de calorías, sobretodo en épocas de definición. Nuestro cuerpo se acostumbra a ello y por lo tanto nuestro metabolismo se ve afecta. Nuestro cuerpo intentará gastar menos calorías y por lo tanto la quema de grasa se verá afectada. Hacer una comida trampa puede reacitvar de nuevo nuestro metabolismo y hacer que sigamos consumiendo más grasa como combustible y a la vez, tener mas fuerza para entrenar.

Psicológicamente, hacer una dieta muy estricta o restrictiva en carbohidratos, puede hacer que nuestro estado de ánimo decaiga y con ello perder la motivación y las ganas de entrenar. Una comida trampa nos dará ese empuje y esa desconexión para poder seguir motivado cada dia.

Por otra parte si debemos de acudir a una fiesta, cumpleaños, reunión social o cualquier otro compromiso, siempre podemos dejar para ese dia hacer la comida trampa. Ello nos permitirá tambien disfrutar la fiesta con los demás y comer también cosas que nos gusten para evitar ser siempre “el raro”. Algo muy habitual si nuestras amistades no son del “gremio” del fitness.

Inconvenientes

Como todo no podia ser perfecto, la comida trampa en época de definición también nos puede traer algun que otro inconveniente. Principalmente, hará que nos sea mas difícil llegar a nuestro objetivo o tengamos que dedicar mas tiempo. Aunque las cantidades de grasa que aportemos a nuestro organismo con las comidas trampa sean bajas, serán más las sesiones de cardio y el tiempo que deberemos de estar en una dieta estricta para llegar a nuestro objetivo.

En épocas de competición no es aconsejable realizarlas, ya que puede variar mucho nuestro resultado en la tarima. No es aconsejable realizar comidas trampas si nos estamos acercando mucho a la fecha de una competición. Mejor dejarla para después de competir.

Según nuestra morfología, seamos endomorfos (tendencía a engordar), mesomorfos (tenencía a engordar y ganar masa muscular) o ectomorfos (tendencía a perder peso o dificultad para ganarlo) puede hacer variar nuestros resultados en hacer o no una o mas de una comida trampa a la semana. Por eso es muy importante conocer nuestra morfología y comprobar en nuestro propio organismo los beneficios e inconvenientes que nos puede ocasionar el realizar las comidas trampa o al menos, que cantidad de ellas a la semana.

Compartir artículo en mis redes sociales

    Publicar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *