Síntomas del sobreentrenamiento

 

  • Las causas

El sobreentrenamiento es un proceso que nos lleva al estancamiento y que puede sumirnos en un estado de fatiga tan alto, que incluso puede alterar nuestro estado anímico.

Para alcanzar este estado es necesario entrenar con una extrema dureza durante bastante tiempo y alimentarse de manera incorrecta. El primer caso es vital, ya que según la intensidad del entrenamiento, someteremos nuestros músculos y articulaciones a unos niveles de esfuerzo mínimos o máximos.

Por este motivo es necesario tener un correcto orden, tanto alimenticio como de descanso, de esta manera nuestros músculos y articulaciones descansarán, se recuperarán, y en el caso de los primeros, los veremos crecer.

Muchas veces, las causas del sobreentrenamiento son debidas a un exceso de motivación, lo que nos lleva a querernos superar día a día de una manera desmesurada.

 

  • Los síntomas

Notaremos una recuperación insuficiente. Esto quiere decir que llegaremos al entreno cansados y con los músculos en baja forma, doloridos y aún tensos. A causa de esto será lógico que notes un descenso del rendimiento.

Otro síntoma muy común es la pérdida de apetito. Este factor hará que nuestro peso corporal descienda. En el peor de los casos puede causar inflamación en el sistema digestivo.

Por otra parte, la pérdida de peso también podemos acosarla al mal rendimiento en el entreno. Si baja la calidad en que estimulamos los músculos, los niveles de hipertrofia disminuyen.

La actitud negativa será otro de los factores que jugarán en nuestra contra. Cuantas veces hemos oído a compañeros decir frases como: “no sé para que entreno tanto, si total…”, “podría estar haciendo algo más de provecho…”, “estoy aquí haciendome daño para nada…”. Todas estas frases y muchas más son claros síntomas de una actitud negativa y hay que atajarla cuanto antes para no frenar en seco nuestros progresos.

A causa de todos estos síntomas notaremos dolores musculares, malestar, y notaremos falta de descanso aun cuando hayamos dormido y descansado durante toda la noche.

Compartir artículo en mis redes sociales

    Publicar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *