Snacks saludables para cada antojo

¿Quieres matar esos antojos? La mejor defensa que tienes contra esos antojos que atacan cuando uno menos los espera es la comida deliciosa pero saludable que pueda satisfacer tus necesidades y calmar esa ansiedad sin sabotear tu dieta.

La mejor hora para protegerte en contra de los antojos es en la tarde. Los estudios indican que es ese el momento del día en el que estamos más propensos a caer en tentaciones. ¿Por qué este momento es crucial para nuestros antojos? Podría ser debido a que a medida de que vas tomando decisiones a lo largo del día nuestra fuerza de voluntad se empieza a agotar. Los niveles de azúcar tienden a descender durante la tarde si no has tenido un buen desayuno y un buen almuerzo. Es en ese momento cuando el antojo ataca, y será casi imposible decir que no a cualquier cosa que puedas comprar cerca de donde trabajas, que seguramente no será nada saludable.

¿Estás listo para las buenas noticias? Sabes que los antojos de media tarde siempre llegan, así que es mejor que estés preparado para enfrentarlos.

 

Cuando se te antoja algo dulce

Frutas es la vía más saludable para satisfacer tu antojo de dulce. Intenta que estén frescas, pero también puedes optar por las frutas secas o las congeladas, que de igual forma te proveen muchas vitaminas y antioxidantes. Las frutas también contienen fibras que pueden ayudar a ralentizar la inyección de azúcar en la sangre lo que evita que tus niveles estén en constante cambio. Añadir nueces o yogurt a tus frutas te ayudará a estar satisfecho por mucho más tiempo, así que añade algunas nueces a tu banana, mantequilla de maní a tu manzana o mete algunas fresas en tu yogurt.

 

Cuando se te antoja algo salado

Puedes caer en la tentación cuando se te antoja algo salado siempre y cuando estés comiendo algo saludable. Opta por lo que sea preparado en casa, unos chips de vegetales o patatas dulces fritas en vez de comprar esas que te vende la maquina automática que no contienen ningún valor nutricional. Cuando haces un snack por ti mismo puedes controlar la cantidad de sal que le añades. Una pieza de queso también puede ayudarte a satisfacer esos antojos de algo salado a media tarde.

 

Si se te antoja algo crujiente

Las nueces y las semillas son más que solo un buen topping para las ensaladas, también son una forma saludable de manejar esos antojos por cosas crujientes. Las nueces y las semillas contienen proteínas, grasas saludables y vitaminas y minerales. Pueden ser altas en calorías, por lo que debes limitar las porciones de tus snacks. Solo llévate al trabajo una porción que te ayude a calmar el antojo y evite que sabotees la dieta.

 

Cuando se te antoja chocolate

El chocolate no es necesariamente algo malo. El chocolate real, conocido como cacao, es un alimento rico en antioxidante cargado de nutrientes. El chocolate se vuelve malo cuando se le añade leche y azúcar para convertirlo en esas barras de chocolate que venden normalmente en cualquier tienda o super mercado. Elige cacao en polvo de tu supermercado y podrás satisfacer tus antojos y estar libre de culpa. Puedes añadir el cacao en polvo a tu batido proteico favorito.

 

Cuando se te antoja algo frio y cremoso

Cuando el estrés del trabajo ataca aparecen los antojos, y podrías tener un antojo de algo frio y cremoso, aunque parezca extraño pero es uno de los más comunes. Pero optar por un helado no será la opción más adecuada. Mejor apunta a un helado de yogurt. Puedes colocarle de topping nueces, frutas frescas o un poco de cacao en polvo. Lee detenidamente las etiquetas antes de comprar porque no todos los helados de yogurt son iguales. La mayoría contienen mucha azúcar y calorías, tantas como el helado que intentas reemplazar.

 

Cuando se te antoja algo rico y esponjoso

Los ponqués, las galletas, las donuts y otras de estas comidas horneadas pueden estar esperándote en la cocina de tu oficina. Esperando para atacar tu fuerza de voluntad. Puedes evitar estas tentaciones si vas al trabajo preparado con algún snack saludable. Si vas a optar por una barra de estás proteicas, elige bien porque alguna de ellas por más saludables que parezca su etiqueta pueden contener tanta azúcar como una barra de dulce tradicional, eso sin mencionar la larga lista de aditivos impronunciables que contienen. Elige una que contenga los mínimos ingredientes, como nueces y sin azúcar añadida.

Puedes mantenerte firme contra los antojos. Estando preparado y manteniendo siempre a mano una alternativa saludable que puedas comer para sobrevivir hasta llegar a la próxima comida. Cualquiera que sea tu antojo tiene una alternativa saludable que puedes comer para sentirte satisfecho y no sabotear tu buena alimentación.

Redactado por: FullMusculo

Compartir artículo en mis redes sociales

    Publicar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *